Juguete de las Hadas

 

Alicia Barney, Bogotá, 1997

En la concepción de este trabajo convergen varios temas que me han interesado a lo largo de mi carrera. Mi constante interés y por lo tanto estudio obligado (la hoy tan ponderada investigación) me llevaron al conocimiento ya generalizado entre los especialistas en Ecología de que la causa principal del deterioro del equilibrio entre los distintos sistemas que trabajan entrelazados en la naturaleza es el EXCESO DE POBLACIÓN HUMANA.

 

Naturalmente esto me llevó a estudiar temas de sociología y una de sus raíces más interesantes; la antropología, así como biblias feministas tales como el “Segundo Sexo” de Simone de Bouvoir. Es así como se fue formando para mí la idea de matrimonio como punto focal hacia donde apuntan estas diversas inquietudes.

 

Es en este rito a través de todas sus fases históricas y diversas manifestaciones culturales; en el cual encuentro el aspecto más emblemático de la principal causa del desajuste ecológico actual. De aquí parten mis lecturas sobre sexualidad en general.

 

Cuando en el “KAMA SUTRA”, (antiquísimo catálogo lúcido, práctico y escueto) encuentro la siguiente descripción de manera súbita y concreta concibo la obra tal y como la realicé luego de más de ocho meses de labor:

 

“Acerca de las distintas clases de unión sexual según las dimensiones; la intensidad del deseo o la pasión; y el tiempo, de las diferentes clases de amor.

 

El hombre se divide en tres clases: el hombre liebre, el hombre toro y el hombre caballo, según las dimensiones de su linga.

 

La mujer según la profundidad de su yoni, es una cierva, una yegua o una elefanta. De esto se desprende que existen tres uniones iguales entre personas cuyas dimensiones pueden corresponderse y seis uniones desiguales, entre personas cuyas dimensiones no pueden corresponderse.”

 

KAMA SUTRA

 

Este aspecto de orden biológico aquí tan minuciosamente descrito es fundamental para el normal desarrollo del sexo en la pareja; sin embargo es tal vez el único que nunca se ha tenido en cuenta en ninguno de los diversos rituales del matrimonio, a partir del cual se oficializa la reproducción en el ámbito social.

 

La reproducción humana desde su base es manejada por las diversas sociedades, desde aspectos ajenos a ella, como por ejemplo, el económico, obviando así el biológico sexual. Convertimos la reproducción para el consumo en una quimera, en un JUGUETE DE LAS HADAS.

 

 

Por Alicia Barney

 

Las flores del mal

Alicia Barney | 2001

 

Historia de la obra “Estratificación de un Basurero

Utópico 1987” y recomendaciones

Alicia Barney | 2015

 

Historia de “Rio Cauca” 1981-2 y recomendaciones

Alicia Barney | 2015

    

Darse cuenta

Alicia Barney | 2014

 

Juguete de las Hadas

Alicia Barney | 1997

 

Proyecto Museo del Oro

Alicia Barney | 1996

 

Proyecto Meta-Recinto

Alicia Barney | 1995

 

A propósito del "Diario Objeto"

Alicia Barney | 1977