Sobre Alicia Barney

 

Un arte para los años ochentas

Álvaro Barrios | 1980

   

Alicia Barney: el paisaje alternativo

Miguel González | 1982

 

El paraíso perdido

Álvaro Herazo | |1982

   

En el proceso regional de la biovanguardia

José Hernán Aguilar | 1984

 

En el proceso regional de la autobiovanguardia 

José Hernán Aguilar | 1985

 

Sobre "Aves en el cielo"

José Hernán Aguilar | 1993

 

Alicia Barney - Aves en el Cielo

María Teresa Guerrero | 1993

 

Texto a propósito de la exposición “Pulsiones”

Miguel González | 1993

 

Texto a propósito “comportamiento del paisaje VII

festival internacional de arte de Cali”

Miguel González | 1995

 

Zoom Alicia Barney

Carlos Jiménez | 1999    

 

Conversación con Alicia Barney Caldas

Revista Errata #10 | 2014

 

Yumbo, Alicia Barney

María Belén Sáez de Ibarra | 2014

 

La secta de los artistas olvidados

Lucas Ospina | 2014

 

Conversación con Carmela

Carmen María Jaramillo | 2016

 

The Phylogenesis of Generosity

 

 
El paraíso perdido

Alvaro Herazo

Viernes 4 de Junio de 1982, el Heraldo

Desde Picasso y Braque el uso de la palabra escrita, como forma y mensaje, es común a la tradición del Arte Moderno. Un movimiento o grupo denominado Arte y Lenguaje, cuyos integrantes son ingleses, es el que ha llevado a sus extremos más amplios el uso del lenguaje como Arte, llegando a proponer el arte como lenguaje. Ellos no son los únicos en pensar acorde con la tradición "vanguardista" del arte moderno, que mediante este cambio de dirección, de lo formal a lo escrito se amplía el campo del arte. Una premisa que respetan, por lo tanto, es la expresión artística a través de la palabra escrita. Alicia Barney, ha enviado desde CaIi su obra "El Ecológico" un trabajo que se expondrá en el Espacio Alterno —Sara Modiano durante el mes de junio.

"El Ecológico" un periódico de Alicia Barney, es, una obra situada dentro del contexto del Arte y es esta inclusión dentro de este marco, la que hace polémico el trabajo hondamente comprometido con el ala vanguardista del Arte Moderno. Técnicamente el trabajo emplea la impresión off-set, el collage, y los sellos, ninguna otra manipulación ni pictórica ni constructivista se ejerce sobre la materia que se utiliza como vehículo de la “idea artística''.

Sería erróneo afrontar el trabajo con un criterio puramente visual o retinal porque en este periódico de Alicia Barney lo que prima es la idea— eje de su trabajo: la ecología. Es más fácil situar este periódico dentro de una tradición de lo nuevo, en la que la palabra escrita es en sí la materia del  arte, y que cohesiona a artistas de tendencias disímiles, incluido el grupo Arte y Lenguaje, mencionado antes.

En el caso, del "El Ecológico", como sucede en el periódico cotidiano, el texto casi siempre define y encuadra a la imagen. Alicia Barney respeta ese principio y lo que hace es trasladar imágenes de otro contexto para situarlas en el contexto de su periódico y de su Arte. Es un collage, geométrico, de corte preciso, figurativo, un poco la idea pop del objeto elevado a la categoría de Arte. Sus imágenes no son banales se refieren a desastres que influyen terriblemente la vida del hombre en la tierra. La destrucción de un bosque, la muerte de los ríos, la polución.

Las concesiones visuales que la artista se permite vienen dadas por el color de las impresiones, y el movimiento que el recuadro de periódico que se introduce, ejecuta sobre la página "El Ecológico" que le sirve como soporte.

La obra compuesta de 7 periódicos se presenta a la manera en que  encuentra en las bibliotecas y salas de consulta. Las páginas del periódico rotan sobre un eje de madera. En el periódico "El Ecológico" la noticia se convierte en información, y, poco a poco en cultura. La obra rechaza lo efímero, su destrucción por parte del lector se evita protegiendo con plástico transparente las zonas débiles del papel. Alicia Barney convierte lo efímero en permanente.

 "El Ecológico" disfruta de una nostalgia reciente, sin caer en el exceso.

Denota un espíritu romántico que trabaja con el mundo de la razón. Todo el material es editado en Colombia y por lo tanto es un retrato de lo bueno, lo malo y lo feo de nuestro país. Si la literatura se ha alimentado últimamente del periodismo, lo mismo puede hacer las artes denominadas visuales.

Los textos que la artista propone por su parte, agrupan a los habitantes de la tierra bajo el género de especies, divididas en dos grupos las que está y las que no están en peligro de extinción. El conflicto entre Thoreau y Ruskin, no se resuelve en este trabajo en el cual, lo que prima es el concepto del arte como información.

En el trabajo de Alicia Barney "El Ecológico" la imagen sigue siendo esclava del texto, y muy difícilmente se puede admirar per sé.

Los problemas en el paraíso han sido el tema de varios paisajistas en el pasado y hoy. Al reducir al hombre a la categoría de una especie más sobre la superficie de la tierra Alicia Barney lo convierte en un elemento más del paisaje, al cual modifica para mal, por medio de la máquina y la falta de humanismo. Alicia Barney con este trabajo renueva la intención de permanecer dentro de los parámetros del arte como idea, que en Colombia se conoce con el nombre de Arte conceptual y del cual Barranquilla parece ser la plataforma de presentación en el país.